2007/09/05

LOS MISTERIOSOS COCHES DE CHILLIDA Y ALFONSO VI.




Colaboración.
Jeronimo A. SANTOS.
jeronimoa@yahoo.com


La zona de la plaza de Alfonso VI exhibe con claridad los muros medievales de la muralla, la antigua puerta de Alfonso VI, y una escultura de arte del siglo XX que debió merecer mejor suerte.



“Lugar de Encuentros V”, así se llama la escultura que el vasco Chillida dono a la ciudad de Toledo. Y fue el propio artista el que eligió el lugar para su colocación: la plaza de Alfonso VI. Durante lustros la escultura ha sufrido el abandono social e institucional, oculta entre automóviles, siendo objeto de actos vandálicos y de pintadas continuas.



Cuando los herederos del escultor amenazaron, cargados de razones, con llevarse la escultura al museo de Chillida en el País Vasco, los responsables del Ayuntamiento se vieron obligados a dejar de roncar, y para demostrar el interés que nunca tuvieron, como prueba de buena voluntad, decidieron prohibir el acceso y el aparcamiento de vehículos en la zona de la Plaza de Alfonso VI.



Muchos opinaron que, además, independientemente de la existencia de la valiosa escultura, esta zona amurallada del Casco Historico, con la antigua Puerta de Alfonso VI, merecíapor si sola la peatonalización.

En la actualidad, cuando uno se acerca a la plaza de Alfonso VI a través de la estrecha calle Airosas, lo primero que se ve es la señal de calle sin salida, junto con la de dirección prohibida a todos los vehículos excepto



el coche del vecino-residente autorizado a introducirlo en el único y pequeño garaje existente en la plaza.



Pero, inexplicablemente, algo debe fallar en la señalización, porque cuando sales de la calle Airosas y desembocas en la plaza, el paisaje no es el de una zona peatonal con una muralla medieval y una escultura moderna libre de coches.

De 2007-06-00_TO...
PULSAR LA IMAGEN PARA VER MAS FOTOS.

Lo que se descubre es un aparcamiento ilegal, el mismo que antes de la señalización era totalmente demencial pero licito. Señales nuevas, viejas costumbres municipales, el tiempo pasa y todo sigue igual. En Toledo sigue dando pena el dinero público gastado inutilmente en señalizaciones de tráfico.

Lo curioso es que en la misma zona -¿ puede existir una misteriosa e ignota causa común que en este lugar origina este mismo fenómeno?-, la palabra “aparcamiento” parece estar predestinada a ser acompañada con un adjetivo negativo respecto a su licitud. Justo al otro lado de la muralla, existe otro aparcamiento en superficie, en vía publica, pero con una exótica y férrea vigilancia privada con un interés misterioso, con plazas temporales de carga y descarga que son utilizadas para estacionar de forma perenne, y con plazas para residentes que son utilizadas impunemente por coches con matriculas foráneas.



Pero, en fin, los medios que tiene el Ayuntamiento para controlar estas pequeñas corruptelas son escasos, y la Policía Local no puede estar en todas partes.

9 comentarios:

Alatriste dijo...

Una buena batida de multas por parte de la policía local durante una o dos semanas solucionaría el problema.
Ahora que todo depende de las ordenes que se den desde arriba.

Excelente post, muy claro.

Cansado de Corruptelas Punto Com dijo...

La causa comun de este desmadre de trafico y aparcamiento está a al vista, en los planos del post. Solo hay que ver el nexo fisico entre los dos aparcamientos: el hostal Cardenal. En el Casco Historico combinas hosteleria, trafico y Ayuntamiento, y te sale una combinacion que huele a huevos podridos. De tanto inflarnoslas cualquier dia se nos van a hinchar demasiado ciertas partes del cuerpo, y vamos a llevar a la practica el principio de igualdad: o reglas para todos o reglas para nadie, aqui cabemos todos, o no cabe ni Dios.

Anónimo dijo...

Parece ser que una irracionalidad cuya solucion dependa de la intervencion de un servicio municipal, se resuelve con un sinsentido. Asi se explica que una prohibicion de entrada de coches a una plaza medieval termine convirtiendo a esa plaza en un aparcamiento ilegal tan popular entre los conductores como permitido por la policia.

mariademendozaipacheco@yahoo.es dijo...

Como ya se dice en la colaboración de Jeronimo, la zona de la Puerta de Alfonso VI es la única en el Casco Histórico donde se ha conservado y recuperado una via publica continua, entre puerta y puerta defensiva, de lo que tuvo que ser la calle de ronda interior de la murralla. Ya solo por ésto esta parte de la ciudad merece un especial tratamiento peatonal que, como es normal, en realidad no recibe, como reflejan las fotos de la bitacora de Iniciativa Ciudadana con decenas de coches aparcados ilicitamente.

Marina Alonso dijo...

Además en ese bello sitio está el valor añadido de una escultura de Chillida. Aquí politicos y tecnicos del Ayuntamiento, y quizás tambien de la Junta (existe una Consejeria de Cultura y una Direccion Gral. de Patrimonio), tienen y demuestran una intensa sensibilidad de boquilla (politicos de boca grande y manos pequeñas), dado el evidente y desolado resultado real. En el resto de ciudades del mundo habria una lucha fraticida por tener una pequeña obra de este artista, pero aquí, en esta ciudad, la historia se escribe de otra manera. Como bien escribe Jeronimo, durante lustros la obra de Chillida ha recibido golpes, ha sido pintarrajeada, ha servido de retrete, ha sido sacudida y tapada por vehiculos, e incluso a sido utilizada como barra de bar improvisada para botellones, sin que nada trascendente y real pasara en el Ayuntamiento. Cuando una noche de botellon unos adolescentes pastillero-borrachos hicieron unas pintadas indecorosas a la escultura de Santa Clara en la plaza del mismo nombre, a la mañana siguiente se presentó -en persona- el indignado señor alcalde (D. Jose Manuel Molina) con una brigada de limpieza. No creo que la comparacion necesite aclaracion.

Anónimo dijo...

El tema del aparcamiento privilegiado es la marca de esta situacion. No se sabe la razon (o no nos atrevemos a decirlo en publico), pero es un hecho que se repite: cuando existe un conflicto de intereses entre la normativa municipal sobre trafico-vias publicas, y las empresas vinculadas al turismo, la gente del Ayuntamiento hace dejacion de funciones. Y aquí estamos con un ejemplo claro, a unas decenas de metros del cuartel de la Policia Local, un par de aparcamientos en una situacion enormemente irregular que principalmente benefician, seguro que accidentalmente, al Hostal Cardenal, seguramente contra la voluntad de su propietario que seguramente así lo habrá denunciado repetidamente ante el Ayuntamiento. No deja de ser provocador que lo que el municipe de turno prohibe en seco a un residente se consienta servilmente a un visitante por el simple motivo de ser cliente de un empresario de un hotel o restaurante. Claro que hay que entender que los concejales son humanos, y no quieren ver malas caras ni malos rollos cuando van a comer a sus restaurantes favoritos.

jupuxoabitter@ozu.es dijo...

Si malo es lo de la plaza de Alfonso VI, deslumbra la situacion del aparcamiento en la explanada exterior a la muralla, justo frente a la entrada al ya nombrado hostal Cardenal (¡qué casualidad!). Cuando se remodeló urbanisticamente toda esa parte, el Ayuntamiento aseguró que esa explanada iba a ser para que autobuses discrecionales, sin interferir el resto del trafico, descargaran y recogieran a los turistas que utilizaran la por entonces recien estrenada escalera o remonte mecanico de la zona norte del Casco. Cuando acabaron las obras, de tapadillo (para algunas cosas llaman a los periodistas y para otras ni hablar del peluquín), la plazuela se convirtió en un parking exclusivo para turismos, donde desde hace años un respetable señor con gorra, gestionando un interes privado en plena via publica, administra y distribuye, con mucha eficacia, los coches que aparcan tranquilamente (saben que seran avisados en caso de peligro de multas) en unas quimericas plazas para residentes o en unas cómicas plazas solo para carga y descarga. Desde luego los autobuses siguen parando en plana calzada, obstaculizando el trafico, descargando y recogiendo pasajeros. Este favoritismo seria escandaloso en otro lugar que no aquí, porque vivir así aquí ya no asombra, sino que acostumbra. Somos como las moscas, y no hace falta decir a lo que están acostumbradas.

Anónimo dijo...

Hay una cuestion: si una zona tan especial y peculiar está asi de mal con una escultura del afamado Chillida, ¿ qué será de la plaza el día despues que que se ejecute el proyecto de su trasladado a un mejor lugar donde sea mejor tratada -o sea, cualquier otro lugar-?. Pues la respuesta es facil: cuando no haya escultura cabrán dos coches mas.

Anónimo dijo...

Solo decir que cada dia me asquea mas esta ciudad, y no por lo que se hace (que ya es) sino por lo que no se evita (que es la leche). Pago la tarjeta de residente, pago la zona azul cuando me toca, doy decenas de vueltas con el coche hasta encontrar un sitio para aparcar de ley y sin molestar, y me siento insultada, menospreciada, cuando me entero que a todos estos sinvergüenzas son protegidos por quienes tendrian que combatir lo que hacen. Porque cada multa que no quieren poner es un insulto a cada uno de los que respetamos las normas. ¡Esta gente del Ayuntamiento nos está insultando!