2007/05/09

LAS VICTIMAS DEL PECHT CUANDO LA CONCEJALÍA DE URBANISMO HACE ¡ PUAJ !.



Colaboración.

Por Hilario ALARCÓN.


No es alcalde, ni concejal, ni alguien con influencias políticas. Es posible que sea uno de esos ciudadanos que no recibimos invitaciones personales para los acontecimientos sociales o culturales de relumbrón, es posible que sea una de esas diez mil almas que nos limitamos a sobrevivir en el barrio del Casco Histórico de Toledo.


Su nombre es R., y tenía una ventana centenaria con una modesta vista centenaria.

R. habita un piso de una antigua casa cuyas ventanas dan a uno de los callejones mas estrechos de Toledo, una vía en zonas con menos de metro y medio de ancho: el callejón de Nuncio Viejo, una culebrilla de calleja que en cuesta comunica la mas alta plaza de Juan de Mariana con la mas baja calle de Nuncio Viejo. Una vía publica tan angosta que mas parece un largo pasillo sin techo. Tanto es así que en una de las esquinas de su inicio un responsable municipal, hace siglos, se sintió en la obligación de poner un pequeño azulejo anunciando “Esta calle es de Toledo”.

R. desde su ventana tenia la misma vista que otros muchos que abrieron esa misma ventana durante siglos: la parte superior rematada con tejas de un típico tapial que al otro lado del callejón guardaba un antiguo patio-jardín, y, mas allá, la fachada de la iglesia de los jesuitas.

Un día cualquiera, un día mas de esos en estos tiempos donde lo único que tiene importancia a los ojos de cierta gente es el metro cuadrado construido, tres protagonistas llamados Sizosa o Herber o Anromo se hicieron con la casa que la ventana de R. tenia enfrente, la del tapial, la del patio, al otro lado del pasillo-calle, con la entrada en el nº 6 de la plaza de Juan de Mariana.

Album de fotos_2007-05-00_TOLEDO_Plaza Juan Mariana-Nuncio Viejo_Obras casa nº 6 plaza Juan Mariana

Sizosa o Herber o Anromo dicen ser empresas con sensibilidad urbana, sociedades que presumen de rehabilitar como artesanos casas antiguas, profesionales que recuperan viejos inmuebles para que nuevos y exclusivos personajes puedan vivir en ellos. Sizosa o Herber o Anromo se hicieron cargo de la reforma de la casa nº 6 de la plaza de Juan de Mariana, y movidos por su sensibilidad empresarial, presentaron al Ayuntamiento un noble proyecto para el inmueble, un plan de los que últimamente necesita con urgencia la buena gente de la mejor sociedad de Toledo: una promoción de pequeños pisos y apartamentos de lujo, con una coqueta piscina privada incluida. Pero, para llevar a cabo esta labor social con rentabilidad, Sizosa o Herber o Anromo necesitaban construir sobre parte del antiguo y para ellos inútil patio-jardín, y subir una planta la fachada y el tapial del inmueble en la parte que da al estrecho callejón de Nuncio Viejo, el de menos de 2 metros de ancho.

Album de planos_2007-05-00_TOLEDO_Planos Casa Plaza Juan Mariana 6

Sin duda el expediente urbanístico del proyecto de Sizosa o Herber o Anromo en la plaza de Juan de Mariana nº 6 pasó por los buenos ojos y mejores manos de los responsables sobre estos asuntos en la Concejalía de Urbanismo, y naturalmente, dieron su visto bueno con todos los parabienes. Es notable que el Plan Especial del Casco, hace diez años, naciera con el espíritu de evitar abusos urbanísticos que desvirtuaran la naturaleza histórica del barrio y que perjudicaran y obligaran a seguir emigrando a los residentes que lo habitan, y que incluso tenga articulados específicos protegiendo la estructura de las casas con patio-jardín, y que regule las alturas de viviendas que tienen la parcela en cotas de distintas alturas con el fin de disminuir el impacto visual –Ver comentarios-.

Pero el PECHT, como otras ordenanzas municipales bienintencionadas, es inútil cuando hay una Concejalía de Urbanismo que no decide como una administración publica defensora del interés general, sino mas parece una mera y obediente delegación de la asociación de empresarios de la construcción, que interpreta el PECHT en contra de su espíritu, y que encuentra positivo construir subiendo hasta una planta 4ª en un callejón de apenas 2 metros de ancho sobre un antiguo patio-jardín, solo porque una administración publica tiene mas interés en hacer rentable un proyecto privado de viviendas de lujo con piscina que en observar los perjuicios que genera en el patrimonio y a los vecinos próximos. Porque, cuando hay un proyecto privado de viviendas de lujo con piscina, todo lo de alrededor desaparece, carece de importancia, sobre todo si no hay vecinos perjudicados que sean un alcalde, o un concejal, o alguien con influencias políticas.

Y, visto lo visto, ya sabe usted lo que hay que hacer cuando las barbas del vecino ves colgar. Si usted acaricia una ventana con alguna vista, o simplemente una abertura que reciba la luz del sol, haga fotos para el recuerdo, porque, un día cualquiera, un día mas de esos en estos tiempos donde lo único que tiene importancia a los ojos de cierta gente es el metro cuadrado construido, … Sosias de Sizosa o Herber o Anromo andan sueltos en la ciudad, y sus gentes de la Concejalía de Urbanismo tambien.

Album de fotos_2007-05-00_TOLEDO_Vista desde Callejon Nuncio a Plaza Juan de Mariana

R. ya no tiene la modesta vista que durante siglos se divisaba desde su ventana, ya casi ni le entra la luz del día: la nueva y más alta fachada de la casa para ricos de enfrente, al otro lado del callejón, a dos metros, le tapa casi el aire.

Para R., y para otros muchos, si le preguntas por el PECHT te contesta que es una mierda más. Y sobre la Concejalia de Urbanismo, mas vale no preguntar.

12 comentarios:

correo@iniciativatoledo.com dijo...

El Plan Especial del Casco Historico de Toledo dice expresamente:
Artículo 2.11.- Alturas
8. "Cuando en una misma parcela concurran circunstancias topográficas por las que la diferencia de nivel entre dos o más frentes sea superior o igual a dos plantas (6 metros) con una pendiente resultante igual o superior al 30% entre dichos puntos, se podrá ajustar la cota de referencia de planta baja mediante Estudio de Detalle, con el objetivo de conseguir la mejor adaptación a su entorno."

mariademendozaipacheco@yahoo.es dijo...

El nº 6 de la plaza de Juan De Mariana, segun el catastro, tiene tres plantas:un sotano, una planta baja y un primer piso. Lo malo es que este inmueble, en la cara que da al callejon de Nuncio Viejo, con cota el altura inferior, la planta sotano de la plaza se convierte en planta baja en el callejón, la planta baja en un primero, y la planta primera en un segundo. Y el Ayuntamiento, en sintonia con los especuladores, autorizan subir alturas interpretando de forma fraudulenta el Plan de Especial del Casco. Lo siento mucho por R.

Anónimo dijo...

Cuando el alcalde dice "Hemos hecho los deberes", se refiere a los que les han puesto los constructores. ¡ Vigen santa que tropa y qué tropelias!. Lo que le ha sucedido a R. los babosos de la Concejalía de Urbanismo no tiene cojones para hacerselo a un Moraleda, o a un Conde, o a un Gomez-Menor, o a un Cuesta, a un Chirón, a un Basaran, a un Angulo, o a cualquiera de esa ilustre corte toledana.

samuelchafarote@yahoo.es dijo...

No solo es una injusticia que se comete sin una justificación social. Tambien es una desgracia patrimonial. El Ayuntamiento, perdiendo el trasero por hacer mas ricos a esos promotores sin parase a pensar en los perjuicios a los vecinos, ha hecho que el piso de R. valga infinitamente menos en el mercado si un día decide venderlo. ¿ Que precio tiene un piso con unas ventanas con una pared a dos metros?

Anónimo dijo...

Y la Direccion Gral de Patrimonio, ¿ le parece bien que se construya una nueva edificación sobre un antiguo patio-jardin ?

Anónimo dijo...

Los vecinos afectados cuentan que fueron a preguntar sobre la reforma del edificio al responsable de la obra, y éste les contestó con jovialidad, que tenían los papeles tan en regla que incluso personas importantes del Ayuntamiento ya se habian interesado en la compra de apartamentos de esa promocion. Anque tambien se le escapó que quizas uno de los muros estaba elevado unos 45 centimetros de mas -nada que no pueda arreglarse pagando la multa municipal correspondiente-.¡ Que asco de ciudad!

Anónimo dijo...

También hay que pensar en la parte contraria, de aquellos constructores que levantan para tener vistas sobre los tejados vecinos que o bien pierden su intimidad o bien se ven abocados a levantar para no perderla. Al final, el destino de la ciudad es el de ser un inmenso túnel pues todo el mundo levanta para encontrar luz y se levanta sin importar si a los pisos bajos no les llega la luz. Tal vez la mejor solucción sería prohibir de una vez la construcción de apartamentos y obligar a mantener los patios. Les invito a realizar un estudio sobre los patios que fotografió Renata: los existentes sin modificaciones. Tal vez nos llevemos una sorpresa. Gracias

Elvira Alonso dijo...

Soy Elvira, y he tenido la suerte de ver la casa de R., con sus vistas y su encanto. También he tenido la tristeza de ver como levantan "el muro de las lamentaciones" delante de los ojos de la impotencia de los ciudadanos. Me pregunto hasta cuando vamos a tener que soportar que nuestra ciudad pierda su encanto, me pregunto hasta cuando tenemos que soportar a aquellos que, sin sensibilidad alguna, modifican nuestra ciudad llena de encanto. ¿Cuanto soportaremos las personas de a pie viviendo en el casco antiguo? ¿Terminará convirtiendose en un territorio exclusivo para los exclusivos? Son unos sinverguenzas. Todos. Y no tienen ni pizca de respeto ni a los ciudadanos ni al lugar que gobiernan.Toledo se ahoga y nosotros nos ahogamos dentro.
Un beso y todo mi apoyo a las personas afectadas por la mierda de politica patrimonial de esta ciudad (yo incluida),

MAYTE dijo...

¿Cómo era?

La puerta, franca.
Vino queda y suave.
Ni materia ni espíritu. Traía
una ligera inclinación de nave
y una luz matinal de claro día.

No era de ritmo, no era de armonía
ni de color. El corazón la sabe,
pero decir cómo era no podría
porque no es forma ni en la forma cabe.

¡Lengua, barro mortal, cincel inepto,
deja la flor intacta del concepto
en esta clara noche de mi boda,

Y canta mansamente, humildemente,
la sensación, la sombra, el accidente,
mientras ella me llena el alma toda!

Dámaso Alonso. Poemas puros.
Poemillas de la ciudad.
Editorial Espasa-Calpe. Madrid, 1981.
Colección Austral, núm. 1639

alonsog@wanadoo.es dijo...

Hola. Soy vecino del Casco, pero por poso tiempo. Durante generaciones mi familia vio desde sus ventanas, como R., una vista modesta y la luz del sol. Un dia, justo frente a las ventanas, al oro lado del callejon, una inmobiliaria compró la casa de dos plantas para, según el proyecto, rehabilitarla. En realidad solo conservó los muros exteriores, la derribó, la vació por completo, y levantó tres plantas mas otra retranqueada. Ya no tenemos vistas, y a mediodia necesitamos encender la luz electrica. La respuesta a la pregunta de la razón de ser de un inutil Plan Especial del Casco Historico que en 10 años el Ayuntamiento no hace cumplir o fuerza su interpreatcion para que coincida con las perspectivas economicas del constructor que toca la puerta de la Concejalia de Urbanismo, está en la frase de un pensador francés del s. XIX llamado Candillac: "En tiempos de corrupción es cuando se dan más leyes".

Anónimo dijo...

Ni es el primer caso ni será el último, tengo familiares que les ha ocurrido lo mismo y pasaron de ver tejados a una pared de ladrillo que ni siquiera se han molestado en rebocar.
También hay más que darse una vuelta por la casa que se está "rehabilitando" en el inicio de las Tendillas, al lado de la floristería y ver la altura que está alcanzando en la parte posterior.
Tenemos que recordar también el edificio de Fedeto bajo el castillo de san Servando o la "maravillosa" fachada en las Cuatro Calles, entre otros muchos.

linux@hotmail.com dijo...

Si alguien levantara un muro o una tapia a dos metros de cualquier ventana de cualquier piso o local de la Avenida de Europa, o de la calle de Italia, ... Esto solo pasa a los parias, a los "sin apellidos", a los que no son pariente de consejero o concejal o de arquitecto municipal, y seguramente por constructores que desprecian los paisajes de los don nadie que no pueden ser sus adinerados clientes mientras a la vez protegen sus verdes vistas al lado de un campo de golf. Tanto esta gente, como la gente que les protege en el Ayuntamiento, tienen comportamientos repugnantes. Y si uno es lo que hace, incluso ellos son repugnantes.