2007/04/10

LA TERRAZA CON VISTAS DE DISEÑO HOTELERO DE SAN JUAN DE LA PENITENCIA.



Colaboración.
Por Maria DE MENDOZA i PACHECO.

mariademendozaipacheco@yahoo.es


Mi padre, jefe de obras, ya jubilado, vecino del Casco, en sus paseos va y viene por su barrio como muchos de su edad. Y también, como muchos con sus años y de su gremio, se detiene, curioso, cuando se topa con una obra en una plaza, calle o callejón. Y también, como muchos viejos, conversa con el primer albañil, hable nuestra lengua o no, que enfrascado en sus minutos de bocadillo se le pone a tiro de boca. Gracias a mi padre me entero de casi todo.

Hace semanas mi padre se sorprendió de que el alcalde de Toledo solo se hubiera limitado a inaugurar el parking de San Juan de la Penitencia y no también la nueva terraza-mirador de la zona superior. Me contó que los obreros habían recibido ordenes para trabajar a destajo, y que habían finalizado varias semanas antes todas las faenas de la terraza, que ya tenia todos sus arbustos en sus maceteros de ladrillo y todas sus farolas instaladas, y que se había despejado uno de sus accesos a ella desde una rampa en una calle con escalones lateral a la de la Prensa. Mas se pasmó cuando le dije que el alcalde había declarado que tanto la plaza de 450 m2, como el edificio - con locales y nueve viviendas -, encima del aparcamiento, tenían aun dos años de obras por delante para finalizar. Mi padre negó con su cabeza, e me insistió en tres cosas. La primera fue en que las obras de esos apartamentos tenían, a ritmo normal, y como mucho, de seis a ocho meses de tajo. La segunda fue que tanto el mirador como uno de sus accesos estaban completamente rematados. Y la tercera fue que él había echado un vistazo a la terraza y que, a sus entendidos ojos, malamente podía tener 450 m2 cuando él había calculado un rectángulo de poco mas de 10 m. de ancho por aproximadamente de 20 m de largo. El como mucho admitía 230 m2 de terraza –mi padre nunca habla de plaza-.

Como soy una fisgona y, a veces, una hija algo porfiada con las batallitas que cuenta mi padre, indagué sobre el tema. A pesar de mis esfuerzos profesionales –por un viejo trabajo aun tengo algunos conocidos en el gremio del urbanismo y la construcción -, no pude ver una copia del convenio municipal que relega a la Empresa Municipal de la Vivienda y autoriza la Federación Empresarial de Castilla-La Mancha –FECMES- a construir, en principio, 9 apartamentos y locales en la parcela municipal de mas 1000 m2 de San Juan de la Penitencia. Pero pude acceder y leer el acta de la sesión ordinaria celebrada por la Junta de Gobierno de la Ciudad de Toledo el día 5 de abril de 2006. En él ya hay cosas curiosas que contradicen lo comunicado oficialmente por el Ayuntamiento. Una de esas cosas es que FECMES-VIDACAM no va a construir 9 nuevas viviendas como anuncia el alcalde, sino algunas mas, hasta un total de 15, todas de promoción privada, ninguna publica, ninguna de protección oficial, a pesar del carácter municipal de la parcela. Otra nota genial del acta, no menos importante, es que, debido a la naturaleza de la parcela, la Junta de Gobierno Local declara expresamente a la totalidad de la nueva construcción de pisos de promoción privada, con ladrillo del siglo XXI, edificio patrimonial con nivel P, esto es, se establece que el conjunto de todos los nuevos 15 apartamentos tienen un valor de protección patrimonial histórico-artístico, de obligatoria inscripción en el Catalogo de Bienes Inmuebles Protegidos del Casco Histórico, con la misma categoría, por ejemplo, que los edificios palaciegos del siglo XV y XVI que se conservan en Toledo. Y el ultimo dato del acta municipal es consecuencia de lo anterior: una vez declarada a la nueva construcción de apartamentos como edificio patrimonial con nivel P, la Junta de Gobierno Local aplica el descuento preceptivo en estos inmuebles sobre el impuesto municipal de obras: FECMES, en lugar de pagar 26.719,70 € de impuesto, solo tendrá que pagar 13.359,85 €. Redondeando innecesariamente el ya negocio redondo de una federación empresarial que construye, bajo el alias social de VIDACAM, un inmueble privado en suelo público cuyo valor comercial en el mercado libre de la vivienda sobrepasa limpiamente los 3.500.000,00 €.

Al final, en una parcela pública de más de 1.000 m2, con cerca de 800 m2 de superficie útil como espacio municipal sobre un aparcamiento, la conclusión es que de 450 m2 de plaza pública se pasa a una terraza con vistas de diseño hotelero de apenas 200 m2, porque en algún lugar había que construir esos callados 6 apartamentos privados de mas -con valor patrimonial de nivel P- que hay entre los 9 anunciados por el alcalde y los 15 realmente construidos por FECMES. Todo según el acta municipal de la Junta de Gobierno de la Ciudad de Toledo del día 5 de abril de 2006.

Honrando a mi padre, escribo que es ficción lo de aun 2 años de obras para finalizar el proyecto, es fábula lo de una nueva plaza pública, y es invención lo de los 450 m2. La prueba tal vez definitiva es que, siendo como es la naturaleza de un político cuando se acercan unas elecciones, el señor Molina, una vez inaugurado ese aparcamiento de 80 plazas parcialmente para residentes, al final declinó la oportunidad de presentar a la prensa, a pesar de estar completamente acabada, esa nueva y brillante gran plaza pública de cuento en San Juan de la Penitencia.

6 comentarios:

Dinadan dijo...

La Junta de Gobierno Municipal tambien en ese mismo acta, confirmó de “Especial Interés ó
Utilidad Municipal” las obras de construcción de edificio de 15
viviendas PRIVADAS y 1 local en la Calle San Lucas por la constructora VIDACAM. Todo para ahorrar en impuestos mas de 2.250.000 de las antiguas pesetas a la constructora.

Anónimo dijo...

En las reuniones de las Juntas de Gobierno Local se haya presente el concejal de Obras y de Distrito del Casco, D. Javier Alonso. Pues, despues de haber firmado esa resolución tan favorable a FECMES-VIDACAM, estuvo contestando que no sabia nada del asunto de las obras de San Juan de la Penitencia en las Juntas de Distrito del Casco Historico, en concreto en las celebradas el 8-5-2006, el 5-6-2006, el 18-10-2006, ...

samuelchafarote@yahoo.es dijo...

Pues donde yo tengo un lio lleno de sospechas es en el presupuesto publico real de las obras. Por un lado, sin contar los 1.800.000 € solo en la compra de la parcela al desaparecido Patronato Universitario de Toledo, el Ayuntamiento reconoce que el coste de las obras ha sido 1.777.971,30 €. Sin embargo en el cartel oficial a pie de obra, donde se anuncia que el proyecto está co-financiado por la Union Europea, marca un presupuesto total de 635.841,46 € - 105.795.117 de las antiguas pesetas - para el aparcamiento y la plaza publica –o la nueva terraza de estillo marbellí-. ¿ Qué o quien ha sido la causa del sobrecoste de +1.142.129,84 € - mas de 190 millones de las antiguas pesetas - ?

Anónimo dijo...

Desde el respeto a Iniciativa y a los colaboradores de su bitacora, creo que en este caso se olvida de algo importante. Sin contar que FECMES tiene fama de ser una federacion empresarial satelite de la Junta de Comunidades,en el proyecto tambien interviene la Diputación Provincial, desde hace tiempo gobernada por el PSOE, y cuyo Presidente asistió a la inauguracion del aparcamiento junto al Alcalde.¿ Nadie se ha dado cuenta que, a pesar de las evidencias sobre este proyecto publico frustrado por satisfacer un interes privado, el PSOE está desaparecido y no es capaz de expresar ni una sola crítica? ¿ Donde está la agudeza incisiva de Dª Felisa y compañía?. En estas cuestiones economicas del ladrillo, el PP y el PSOE andan cogidos de la mano, protegiendose las vergüenzas reciprocamente.

Anónimo dijo...

Es curioso que el señor Alcalde de Toledo seguramente haya defendido con uñas y dientes cada uno de sus 700 m2 de superficie habitable de su nueva mansión en la calle del Cristo de la Luz, y sin embargo respecto a una plaza publica no sepa distinguir entre 500 y 200 m2.

José Luis dijo...

La Diputación, heredera de las obligaciones del antiguo Patronato Universitario, vende la parcela a la división de Infraestructuras de la E.M.V. encargada de la gestión del proyecto de Revitalización del Casco subvencionado con dinero europeo a través del Banco Europeo de Inversiones, cuya responsable política es la Concejal de Urbanismo, Presidenta de la Junta de Distrito Centro. A partir de ahí los acuerdos con FECMES corresponden al Ayuntamiento y la Diputación ya no tiene nada que ver. Por cierto: ¿quién se va a llevar la ganancia de los locales comerciales que va a adquirir el Instituto Nacional de Estadística para sus oficinas? El Ayuntamiento no, FECMES o más bien alguna persona cercana, si. ¿Quién ha seleccionado y como a los "cooperativistas" de "Vivecam"? ¿Porque se permiten negocios privados en parcelas públicas?
En definitiva, ¿cómo es posible que se haga negocio privado sobre una parcela municipal adquirida con dinero europeo, es decir público?