2007/01/01

LA ZANJA UNICA.



Colaboracion.

Por Francisco G. MARTÍN.



De la necesidad de realizar la zanja única, el soterramiento del cableado y la dotación de servicios básicos al Casco Histórico, todo quedó en promesas electorales. Peores son las aseveraciones de la empresa de Gas Natural de Castilla-La Mancha, que cuando vas a buscar información, porque vas a realizar una rehabilitación en tu domicilio, te dicen que a la terminación de la obra ¡por supuesto que estará instalada en tu calle!, pasan los años y el gas sigue sin llegar. Mientras tanto, tienes la caldera de gas de la calefacción y de la cocina con bombonas de gas y has que subir, una y otra vez, botellas de propano a un primero, segundo o tercer piso. Al menos tenemos fuerzas, pero la población anciana del Casco, muy numerosa, sigue teniendo verdaderas dificultades para trasladar la dichosa botella hasta sus domicilios o sus cocinas. Y, al paso que vamos, nos tocará a la generación que esto escribe ser ancianos y soportar este incumplimiento de promesas.

Los habitantes del Casco Histórico estamos siendo perjudicados por la política de las empresas de servicio de gas, telefonía y comunicación, al suministrar éstas sus servicios solamente a aquellos clientes o zonas que les resulta rentables o de interés. El Casco Histórico, por su trazado, carácter de sus inmuebles y población, resulta especialmente complejo o costoso para la instalación de redes de distribución, sin que el Ayuntamiento les haya exigido la universalización del servicio en plazos determinados, ni otros organismos públicos, como el Real Patronato a través del Consorcio de la ciudad de Toledo lo promueva con objeto de favorecer la rehabilitación y la vida cotidiana en el Casco Histórico.

Pero la falta de formalidad no sólo afecta al verbo de los políticos. También al incumplimiento de la ley. El Plan Especial del Casco Histórico se incumple en lo que toca al soterramiento del cableado y otros servicios en la zanja única, asunto también planteado en la Ley del Patrimonio Histórico Español, que daba plazos inmediatos para su aplicación. Veinte años después de aprobada la Ley del Patrimonio Histórico Español, sigue sin aplicarse. Mientras, la ciudad sigue adornada con cables por doquier, antiestéticos en las fachadas y que solamente desaparecen cuando se rueda una película en sus calles. Las antenas pueblan los tejados, haciendo todavía pintoresca la ciudad por lo que tiene de “cuéntame”, de mirada hacia épocas desarrollistas.

Hemos vistos cómo se levantan una y otra vez las calles del Casco. Unas veces para instalar la luz eléctrica, otras para el cableado del teléfono, otra más para el tendido de televisiones por cable o ve tú a saber qué. ¿No tiene (..........) el Ayuntamiento para imponer plazos y ejecuciones conjuntas?. Otros Ayuntamientos lo hacen –incluido el de Madrid-, imponiendo a las empresas –monopolios- que introduzcan sus servicios cuando se hace la primera (y última) intervención en un tramo y lo pagan entre todas las empresas suministradoras.

El asunto empeora en nuestro Casco Histórico porque cada vez que se abre una zanja se cortan calles, con lo que supone de corte de acceso a barrios enteros con nuestros vehículos, suministros y equipos de emergencia. Después, como son empresas subcontratadas con presupuestos tirados a la baja, se vuelven a adoquinar las calles rápidamente y de mala manera, quedando estas llenas de parches, baches y otras lindezas de firme y de acabado.

Otras veces se han pedido fondos europeos para realizar espléndidos planes de modernización del Casco, instalando, muy parcialmente, la zanja única. Y en vez de realizar planes integrales, lo realizan a trozos, quedándose la instalación aislada del resto de los suministros (Pozo Amargo), o gastando mucho más dinero en aspectos estéticos, como la colocación de costoso granito en superficie. ¿Dónde está el resultado de las pesquisas de los órganos de inspección europeos?. O será también Bruselas el “tócame Roque” para la administración de los impuestos que son de todos.

Hay todavía reparos entre algunos habitantes del casco al considerar que el gas ciudad podría acarrear problemas potenciales de explosión, pero igual podría ocurrir con las botellas de butano que se manipulan por los suministradores o por los vecinos, y con las instalaciones de gas obsoletas o mal utilizadas. El gas, hoy por hoy, es una energía limpia en cuanto a impacto ambiental, frente al uso del petróleo o de la energía eléctrica proveniente de fuentes no renovables. El día que produzcamos energía limpia y renovable, tendremos que estudiar la modificación de nuestras instalaciones de energía y calefacción. Incluso en ese caso, la preinstalación de “zanjas únicas” facilitarían el suministro de energía a nuestros domicilios. ¡Y no vamos a soñar con calefactores centralizados!.

Deberíamos concienciarnos todos y hacer una campaña a través de Iniciativa para que el Ayuntamiento universalice los suministros con la zanja única por todo el Casco Histórico, para evitar que haya ciudadanos de segunda y de tercera en nuestra ciudad. Tenemos derechos a ser ciudadanos del siglo XXI, con banda ancha, con acceso a las nuevas tecnologías, y con la posibilidad de elegir entre el abanico de opciones que el mercado oferta para el consumo de energía.

1 comentario:

Alatriste dijo...

El tema de los levantamientos para cableados suele crispar en general en caulquier lugar, pero en el que nos atañe aún más si cabe, por todos los condicionantes que se presentan en el casco viejo de la ciudad.

Con respecto a lo de la zanja única entra dentro de muchos de los planes no cumplidos dentro de este casco.

hay un artículo muy interesante recogido en webtoledo al respecto, dónde se denuncian cosas como;

“[…] Hemos invertido en muchos proyectos monumentales, de infraestructuras o de rehabilitación de edificios culturales y administrativos y olvidado durante años la recuperación de lo residencial. Los vecinos del casco son el primer valor de su conjunto histórico y deben ser considerados y tratados así por los responsables públicos”.

http://www.webtoledo.com/puntosdevista/puntosdevista.html