2006/07/10

EL PRESIDENTE DE FEDETO, EL EDIFICIO ILEGAL, Y LA QUEJA DE INICIATIVA CIUDADANA A LA DEFENSORA DEL PUEBLO.




Carta al diario ABC.

Por Hilario ALARCON.



Toledo, 10 de julio de 2006.


Estimado Sr. Director:

Le escribo en referencia a la entrevista al Presidente de FEDETO, que ha sido publicada el día 10 de julio de 2006 en ABC Toledo, su periódico, y en la que hubo referencias confusas a los objetivos de Iniciativa Ciudadana.

Como socio, soy uno más de Iniciativa Ciudadana, si bien soy uno de los que han seguido más de cerca y activamente el inicio y el trámite de la queja presentada por la asociación ciudadana a la Defensora del Pueblo sobre la no ejecución de la sentencia firme del Tribunal Supremo contra el edificio ilegal del Paseo de la Rosa, propiedad en la actualidad de FEDETO.



Primero aclaro que la queja de Iniciativa presentada a la Defensora del Pueblo en ningún caso tiene como sujeto a FEDETO, sino que se centra en el muy deficiente funcionamiento de las administraciones públicas, Ayuntamiento y Consejería de Cultura, que, pasados 6 años, dada la comprensible indolencia del dueño del inmueble, no solo no han ejecutado de forma subsidiaria una sentencia firme del Tribunal Supremo en materia urbanística, sino que ni siquiera han acometido ni acción ni requerimiento alguno sobre este asunto, ya sea al tribunal correspondiente, ya sea al propietario que sigue beneficiándose, desde hace lustros, del resultado de una construcción ilegal que impacta y daña el patrimonio histórico-paisajístico de esta ciudad.



E insisto que la queja a la Defensora solo se centra sobre el Ayuntamiento, como administración local competente y garante de las normas urbanísticas en su ámbito municipal, y sobre la Consejería de Cultura, que fue la administración pública demandante en el litigio y cuyos argumentos sobre la ilegalidad de la volumetría excesiva de la finca, consentida por la Concejalía de Urbanismo del Ayuntamiento, fueron confirmados por los tribunales y que, oscuramente, se ha desentendido en todos los aspectos de los resultados de la sentencia.



Pese a la insólita sensación de persecución que confiesa en sus manifestaciones el Sr. Presidente de la Federación de Empresarios, esta queja de Iniciativa Ciudadana tiene solo un objeto: la tolerancia de la Administración Pública a una ilegalidad urbanística, independientemente de quien se beneficie de ella, que en este caso, seguro que con contrariedad, es FEDETO. Es más, en nuestra asociación extraña que la Federación de Empresarios de Toledo, ilustre institución toledana, presidida además por uno de los más sensatos representantes del sector de la construcción y de la promoción inmobiliaria, de la impresión de escudarse en la pasividad o de utilizar artimañas para retrasar e impedir la legalidad urbanística dictaminada por el Tribunal Supremo.



Haciendo un mero recordatorio histórico sobre el asunto, aunque la sentencia del Tribunal Supremo confirmando la ilegalidad de este edificio es del año 2000, lo único que hace es confirmar en todos sus términos la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha del año 1993. Esto es, estamos describiendo una ilegalidad urbanística en firme de solo 6 años de antigüedad, pero con 13 años ya de recorrido como propiedad dictaminada judicialmente como no ajustada a la ley. ... Esta contabilidad en años viene a cuento para señalar uno de los principios jurídicos fundamentales: la presunción de buena fe entre las partes actuantes. ... Después de todos estos años pasados, creer que en FEDETO existe una real voluntad de ejecutar la resolución judicial en su edificio de volumetría ilegal, alegando que, después de 13 años, aún su competente equipo jurídico está tan confuso que necesita todavía más tiempo y a alguien externo que aclare cómo tiene que cumplir con la ley, es equiparar el concepto jurídico buena fe con la noción social de coartada para ingenuos.



Si la buena fe existe, y la espontánea colaboración con la justicia y la legalidad urbanística es real, FEDETO solo tiene que atenerse al mundo real y visible, mirar la casa de nueva planta que está en la parcela lindante a su edificio ilegal, y comenzar a derribar hasta alcanzar la altura máxima legal en dicha calle ya alcanzada por el propietario vecino, casi tres alturas más abajo. … Las obras son amores, los verbos en apariencia sensatos no lo son.

Para terminar, confirmar que Iniciativa Ciudadana es una asociación que se preocupa además, como bien describe el Presidente de FEDETO, del resto de la “serie de desastres que han ocurrido en Toledo”, como el PAU de la Vega Baja, como el PAU de Sisla-Piedra del Rey Moro, como el PAU del Circo Romano, como el PAU del Cristo de la Vega, como el edificio ilegal del Hotel –Cigarral de Caravantes, … Lo que Iniciativa no puede es dejar de hacer lo que su finalidad social exige solo porque detrás de cada desastre está la aureola social de tal o cual personaje, tal o cual institución.

No hay comentarios: