2006/03/23

CARTA AL CONSORCIO DE TOLEDO.




Carta abierta en el boletín "EL RESIDENTE" 001/17-To 2005.
Por Iniciativa Ciudadana del Toledo Histórico.



ESTIMADOS SEÑORES PRESIDENTE Y GERENTE DEL CONSORCIO DE TOLEDO:


DESDE INICIATIVA CIUDADANA nos vemos de nuevo en la ingrata situación de denunciar los errores, fallos e incumplimientos en su cometido, la rehabilitación del Casco Histórico de Toledo.


1. Volvemos a señalar la voluntaria penuria en la transparencia de la gestión de su entidad.

Cada año sacan una MEMORIA donde, con un lenguaje tan sugestivo como embaucador de cuentas generales y datos estadísticos, resumen su actuación con gráficos, tablas y fotos acompañadas de cinco líneas literarias.

Dado que las subvenciones de dinero público que dispensa su institución tienen que ser declaradas a Hacienda - excusando por imperativo del Concordato a la Iglesia, su mejor y favorito cliente-, es lo lógico que se haga público los DESTINATARIOS FINALES CONCRETOS, y, por supuesto, las cuantías de dichas subvenciones, incluidas las destinadas a su santo cliente mayoritario favorito.

Es un apagón sin una explicación lógica, dado la publicidad que deben de tener los destinos finales de los fondos públicos. Pero no lo hacen, fomentando la visión suspicaz entre muchos ciudadanos de reformas urbanas patrocinadas por su Institución, recelos que ustedes mismos podrían evitar si tuvieran voluntad de aclarar su gestión por el camino de "DONDE", "A QUIEN", "POR QUIEN", "POR QUÉ", "PARA QUÉ", Y "CUANTO" DE FORMA CONCRETA, DETALLADA, PERSONALIZANDO. ...Sencillo, sin horas extraordinarias para sus administrativos, solo claridad y concreción en la manifestación del destino final de los gastos con dinero público a particulares.

¿ Por qué no lo ven así ?. ¿ Por qué no lo hacen ?.¿ Por que no lo dan a conocer en su MEMORIA ANUAL junto con sus fotos, genéricas cuentas y resultados?


2. De nuevo subrayamos su doble rasero con su indolente permisividad hacia muchos constructores y promotores inmobiliarios. Empresarios que, apuntalados con el dinero público de su institución, levantan alturas por encima de las establecidas en el PECH, derriban casas y patios con máxima catalogación disfrazándolos de "derrumbe accidental" -como el Palacio de Eugenia de Montijo-, y utilizan materiales de construcción en cubiertas, vanos y fachadas no acordes a los establecidos en el Plan Especial para los edificios en el Casco. Mientras, a otros ciudadanos, particulares sin apellidos, se les exige, y nos parece bien porque es lo debido si no fuera por el doloso trato desigual, el más estricto rigor en sus obras so pena de perder la subvención.


3. Insistimos en manifestar la flojedad que manifiesta el CONSORCIO en orientar sus actuaciones a obras con un verdadero y real interés social en lo relativo al derecho de vivienda digna pero asequible a los ciudadanos y vecinos en el Casco.

Por un lado, el CONSORCIO tiene una grave incapacidad para la creación, a través de la compra y rehabilitación de edificios, para crear y gestionar viviendas en régimen de alquiler u otro, destinadas a personas con rentas bajas o insuficientes para la adquisición o arriendo de un piso en ese mercado falsamente denominado libre por los mas pudientes.

Por otro lado, el CONSORCIO es una ágil institución subvencionadora de empresas constructoras que compran edificios en el Casco, y los convierten en exquisitos apartamentos y estudios de lujo que en muchos de los casos o están destinados a 2ª vivienda o son solo una inversión inmobiliaria financiera de carácter especulativo.

No sabemos si uno de los fines del Consorcio es abaratar el precio de la vivienda en el Casco para favorecer, fomentar y mantener el vecindario del Casco sin discriminación de la renta que se perciba; aunque creemos que si no lo es, debería de serlo. Lo que sí sabemos es que no es honesto que con subvenciones de dinero público, de todos, el Consorcio se alíe con especuladores inmobiliarios camuflados de restauradores idealistas de edificios antiguos.

Lo que el Consorcio está haciendo con estos tipos de subvenciones es una revitalización vecinal mercantilista y sectaria, dirigida a los miembros de la sociedad que especulan financieramente con sus ahorros y propiedades, y a los que tienen la superior capacidad adquisitiva.


4. Otra vez lamentamos, por lo que representa, el veto que existe en el Real Patronato y en su Consorcio a cualquier tipo de participación vecinal directa, aunque sea meramente testimonial.

Es tristemente revelador que en la composición del Real Patronato, aparte de las distintas Administraciones Publicas, además esté la Fundación Toledo, la Iglesia, la Universidad y la Real Academia de Bellas Artes, y no haya ni un representante de alguna asociación vecinal del Casco. Es una institución que para sus decisiones parece proclamar, con una actualización del despotismo ilustrado, el lema de "TODO PARA LOS CIUDADANOS DEL CASCO, PERO SIN VER O ESCUCHAR A LOS VECINOS YCIUDADANOS DEL CASCO".


5. Remarcamos, por su reiteración, la incongruencia de que un organismo creado para detener la destrucción del CASCO HISTÓRICO, con su rehabilitación y revitalización, dedique una parte importante de su gran presupuesto en publicaciones y aventuras editoriales que no aportan nada a sus objetivos esenciales ni tienen nada que ver con ellas.

No hay comentarios: